Cuando nos proponemos organizar una ponencia o un ciclo de conferencias, uno de los puntos a tener en cuenta es el espacio que vamos a utilizar y la acústica del mismo. Son cuestiones centrales que a veces no se tienen suficientemente presentes.

El aislamiento del lugar es un factor primordial si lo que buscamos es, ante todo, una buena acústica. Que las personas que acuden al evento no se encuentren con dificultades de sonido causados por problemas de acústica que pueda presentar la sala. Es frustrante encontrarse en una sala de conferencias viendo pasar el tiempo porque no puedes oír lo que se está diciendo debido a tu localización. En definitiva, y siendo honestos, supondría un fracaso para los organizadores del evento.

En este post vamos a intentar ponerle solución mencionando algunos factores esenciales que deberemos tener en cuenta para lograr una buena acústica. Y si no queremos encontrarnos, más tarde, con contratiempos en el espacio de la ponencia.

¿Qué requisitos debe cumplir una sala para ponencias?

Lo más importante es su diseño acústico. Las paredes, el diseño de la sala y la distribución, así como el lugar donde se encuentre situada dentro del edificio, son factores primordiales.

Dentro de la sala, deberemos tener en cuenta que las paredes y objetos lisos tienen tendencia a reflejar las ondas sonoras haciendo que el sonido se expanda de forma incorrecta. Los desniveles del suelo o una mala curvatura de las paredes también pueden ser causa de una acústica pobre.

¿De qué forma podemos mejorar su acústica? Vamos a verlo en 5 tips

1. Cubrir el suelo con alfombras o moqueta y cortinas gruesas

De esta forma, el sonido no reflejará en suelos ni en ventanas y llegará más claramente a oídos de la audiencia.

2. Aislar la sala

Esta es la medida más efectiva y duradera para asegurarse de que está preparada. Tanto si se van a ofrecer ponencias como cualquier otro evento, tendremos una doble garantía: la audiencia podrá escuchar sin interferencias lo que se esté dando en la sala y las personas que se encuentren en el exterior no oirán tampoco ningún sonido que venga de dentro de la misma. https://aislahome.es/aislamiento-acustico/ ofrece varias soluciones rápidas, económicas y sencillas que garantizan estos requisitos para cualquier tipo de espacio y en todas las medidas.

3. Contar con un buen equipo de sonido

Que trasmita la voz de una forma clara y nítida a cualquier punto de la sala.

4. Organización óptima

Contar con trabajadores o voluntarios encargados de controlar las entradas y salidas de personas de la sala es fundamental para asegurarse de que no se interrumpe la ponencia en aquellos momentos en que habla el orador.

5. Posición de la fuente de sonido

Debemos asegurarnos de que la fuente de la que emana el sonido está posicionada de tal forma que llega al máximo de personas posibles dentro de la sala y no se concentra en un punto.

¡Esperamos que te hayan servido de ayuda nuestros consejos para conseguir una mejor acústica y útil este artículo!