Hoy en día contar con una página web tanto para un negocio como para una persona físicase ha hecho fundamental. Tanto es así que las complicaciones técnicas para realizarlas se han eliminado casi por completo hasta el punto de que casi cualquier persona que sepa un mínimo de informática puede hacerse su propia web.

Como bien es sabido la plataforma más empleada, también llamado CMS, es WordPress. Wordpress ofrece al usuario miles de atractivas plantillas donde elegir, infinidad de detalles para la personalización fácil y un panel para gestionar los contenidos muy intuitivo. A esto no hay que olvidar los famosos plugins que a modo de apps del Itunes o Google Play ofrecen complementos importantísimos a las webs como el SEO Yoast, Visual Composer,etc.

¿Es WordPress la mejor solución para hacer webs?

Pues esta pregunta es fácil de contestar. Depende para lo que vayas a destinar la web. Si para un sencillo blog o para una pequeña tienda online la respuesta es sí. Ahora bien, si lo que se pretende es contar con una web bien optimizada y controlar todos los parámetros lo mejor sería hacer la web en HTML y CSS.

¿Qué desventajas tiene WordPress?

Para empezar la estructura. A nivel amateur es muy fácil cambiar los colores, widgets, textos, etc. pero si quieres ir un paso más adelante y cambiar la ordenación de h1, código, etc puede volverse muy complicado hasta el punto de desarmar la web por completo. Luego también encontramos la desventaja de la acumulación de código. Hay que pensar que Wordpress es una plataforma que carga a la vez diferentes configuraciones para que el usuario pueda elegir la que más le guste. Esto significa que aunque uno haya elegido una opción las demás se cargan igual en el código de la web lo que provoca que las webs de Wordpress a menudo tengan más líneas de código lo que retrasa el tiempo de carga y complica la lectura por parte de los motores de búsqueda. Las plantillas más avanzadas, normalmente las de pago, que llevan consigo multitud de plugins y que tienen un diseño muy visual suelen cargar aún más código que las plantillas gratuitas de WordPress. En este sentido si uno quiere limpiar el código o que solo se cargue unas pocas líneas deberá crear una web en html y css a mano para lo que se necesitará un programador.

¿Qué ventajas tiene una web en HTML?

Muy sencillo. WordPress responde a las necesidades de una mayoría pero no de fines específicos. Por ejemplo, si lo que quieres es que tu web cargue muy deprisa y tenga un código reducido y limpio, parámetros fundamentales para el SEO en Google, deberás dejar el WordPress. Plugins como el Visual Composer que te permiten editar el diseño del Wordpress de una forma muy visual e intuitiva generan cientos de líneas de código que no se ven a simple vista pero que hacen la web más pesada y compleja para los motores de búsqueda. El cambio de plataforma en estos casos requerirá de un programador especializado que respete los parámetros del SEO. Con este cambio notaremos que nuestra web pasa de una velocidad en Google Page Insight de unos 60/100 a 85/100 (aquí tenemos un ejemplo de una web de mini prestamos que lo ha conseguido). La velocidad de carga mejorará considerablemente y con ello la experiencia del usuario y la valoración en google.

En el caso de las tiendas online WordPress puede ser mucho más económico que hacer la web a pelo pero menos moldeable. Una tienda online es compleja puesto que existen cientos de productos diferentes, además hay que tener un carrito de compras y la pasarela de pago. El plugin Woocommerce da solución a muchas de estas cuestiones sin embargo para un nivel más avanzado puede no ser suficiente.

En muchos casos las empresas que venden online tienen a su vez una tienda física por lo que la sincronía de stock tiene que funcionar como un reloj entre la tienda física y la virtual.

Existen muchos softwares que gestionan este tema pero el problema ocurre cuando hay que conectar el carrito de compras de la web a estos programas. Por lo general trabajar esto en WordPress será más complejo y a los programadores les costará más esfuerzo. Si por el contrario la web está hecha desde cero y contando con que se tendrá que sincronizar con el software de control de stock será mucho más sencillo.

Para ir terminando hay que decir que WordPress es una herramienta muy potente, un 20% de las nuevas webs que se crean a diario usan esta plataformas. Grandes empresas como Spotify la emplean también. Sus plantillas son baratas, visuales y completas pero cuando se les pide que se adapten a un propósito concreto o se quiere moldearlas puede que la estructura sea un poco rígida. Por este motivo uno debe saber cuál será el propósito de la web y consultar con un profesional si puede ser más conveniente empezar de 0 el proyecto o aprovechar alguna plantilla que responda a nuestras expectativas.