La época en que los niños hacen los deberes con lápiz y papel, cargan con una pesada mochila para una espalda que se encuentra en pleno desarrollo, llena de libros de los cuales en el día se va a utilizar menos de un 5% de su capacidad o la utilización de la antigua pizarra de tiza, está empezando a llegar a su fin.

En la sociedad en la que vivimos actualmente, estamos observando como muchas instituciones, bibliotecas y otras empresas relacionadas con el sector educativo se están esforzando en la adaptación de sus contenidos, objetivos y medios a una realidad digital en la que la sociedad se halla inmersa.

La transformación digital se está desarrollando en base a cuatro ejes de estrategia

Icloud: El sistema basado en el intercambio de información en la nube, que actuaría como nuestro “disco duro virtual”, es esencial para indagar conceptos de una manera rápida y efectiva. En la nube nos podemos encontrar de todo, desde un diccionario, hasta el libro que no encuentras físicamente en ningún lugar.

Internet en las cosas: en los que varios aparatos nos tienen conectados a la red, que también pueden ser utilizados para el aprendizaje, como puede ser el caso de muchos medios audiovisuales instaurados en las clases.

Social: Aquí no solo nos referimos a las conocidas por todos, sino a la aparición de una gran variedad de redes sociales especializadas en asignaturas del mundo de la educación, así como las que se dedican a la relación profesor-padres de alumnos o alumnas.

Móvil: El m-learning es uno de los que más posibilidades ofrece a la educación, ya que en la palma de tu mano puedes poseer una cantidad de información, que se puede conseguir de diversas formas, utilizando dispositivos móviles como smartphones, tabletas, etc., que pueden ser utilizados como “mochila digital” aprovechando la conectividad y, como no, con la utilización de una amplia gama de aplicaciones móviles adaptadas a los distintos niveles educativos.

La APPs como base en las escuelas.

El desarrollo llega a tal nivel que ya existen algunas que engloban todos los aspectos que componen el sistema educativo, como es el caso de www.mynurserymanager.com,  que se encarga de desarrollarlos.

Estas aplicaciones inciden mayormente en:

-Relación con las familias: Intercambiando información de la educación de los hijos para realizar un seguimiento y mejorar los resultados de los alumnos.

-Mejorar el aprendizaje: ofreciendo metodología y más soluciones para profesorado y alumnos que desde muy pequeños se empiezan a adaptar a las nuevas tecnologías.

– Ayudar al proceso de gestión: como comedores, empleados y administración del centro en combinación con el Icloud como herramienta de ayuda.

Nadie puede negar la evidencia, y es que una aplicación bien desarrollada y adaptada a un nivel educativo específico, causa que el aprendizaje sea más rápido y eficaz. Demostrado queda que los niños aprenden mejor un idioma con APPs que resultan divertidas para ellos y atraen su atención, o asignaturas que pueden ser más dificultosas como las matemáticas.