Cada vez son más los dueños de los restaurantes los que se deciden a apostar en diseño web. Algunos todavía piensan que no les sirve de nada, ya que realmente no están vendiendo a través de Internet. Esto es lo que se conoce como una estrategia de SEO Local, en la cual usamos la red para atraer a clientes de forma física al establecimiento.

Supón que te especializas en la comida asiática y a un cliente se le antoja ese tipo de plato. Ya no se complicará en buscar o preguntar por establecimientos relacionados en los alrededores, ahora tan solo cogerá su teléfono móvil, hará una búsqueda en Google y se decantará por la primera opción que le aparezca. Precisamente por esta razón, el dueño del establecimiento debe de luchar por alcanzar las primeras posiciones; sólo así, las ganancias económicas están garantizadas.

Para poder aparecer en esas posiciones, no basta únicamente con contratar un servicio de posicionamiento, sino que también necesitamos de una web especial, que funcione acorde a las últimas tendencias estéticas el mercado.

Para ello, comúnmente se utilizan las plantillas. Suponen una forma económica de cambiar por completo el estilo de la web, de agregar determinadas opciones y, lo mejor de todo, es un sistema fácil de manejar, por lo que no tendremos que disponer ni tan siquiera de conocimientos elevados de programación para conseguirlo.

¿Cómo debe ser una plantilla para una web de un restaurante?

Integración con la imagen de la marca

El dueño del negocio hostelero debe de saber que la web va a suponer una potente herramienta para poder extender su marca, para que el cliente la pueda llegar a recordar de cara al futuro. ¿Y cómo se hace eso? Integrando los colores de la marca en la web, así como el propio logotipo.

Selección de contenidos

Otro de los factores que también se debe de evaluar es el tipo de contenido que se va a agregar a la web. Hace tan solo algunos años, los administradores tan solo creaban una web estática: es decir, una página donde daban la mínima información posible sobre el restaurante y raramente se variaba.

Ahora, para poder actualizar el contenido y que Google les dé una buena posición, lo que hacen es integrar un blog. Escriben contenido relacionado (como pueden ser recetas), y empiezan a recibir visitas de a lo largo de todo el mundo.

Usabilidad

También se debe de potenciar la usabilidad: la página debe de ser sencilla de navegar, hasta por el usuario menos experimentado. Debe de cargarse de una manera muy fluida y, además, disponer de las funciones adecuadas para mejorar la experiencia, pero no para elevar demasiado el tiempo de carga.

En la página webpararestaurantes podrás encontrar las mejores plantillas para restaurantes que cumplen estos criterios, así como a un equipo de profesionales que se encargará de echarte una mano con lo que te haga falta.