Puede ocurrirte. De hecho, la Agencia Tributaria estimó, en la pasada campaña de la declaración de la renta, que le pasó a un 3 % de los declarantes. Hablamos de que Hacienda te pague con retraso las cantidades ‘a devolver’ en concepto del IRPF. La obligación de Hacienda es devolverte el dinero que te corresponde, pero, además, si lo hace con retraso, debe abonarte el interés de demora 2018. Quizá no sea mucho dinero, pero recuerda que, si la declaración sale a tu favor, las cantidades son tuyas y deben volver a tu cuenta corriente.

¿Qué debes hacer para que te devuelvan las cantidades adeudadas? ¿Conoces cómo se aplica el interés de demora en esta declaración? Si quieres conocer estos y más detalles, continúa leyendo. Te aportamos toda la información.

El interés de demora en la declaración de la renta: qué es y qué tener en cuenta

El organismo comunicó, a principios de este ejercicio, que el 96,9 % de las devoluciones de la campaña de la renta 2016-2017 se había realizado. Es decir, 13 millones de declarantes habían recibido su dinero dentro del plazo y había un 3,1 % restante que todavía no había recibido nada.

Si eres parte de este 3,1 % con la declaración ‘a devolver’ y no tienes tu dinero, deberás recibir el famoso interés de demora por parte de Hacienda. La Administración Tributaria tiene un plazo de seis meses para ordenar las transferencias de las declaraciones de la renta, siempre que sean a favor de los declarantes. Con los datos de 2018, tiene, de plazo, hasta principios de enero para pagar todas las cantidades.

Si ese plazo ha pasado y todavía no tienes tu dinero en la cuenta bancaria, Hacienda deberá devolverte las cantidades oportunas más intereses de demora. El interés de demora estimado para 2018 es del 3,75 %.

¿Qué debes hacer si no te han pagado a tiempo las cantidades retenidas de más por Hacienda en concepto de IRPF?

En principio, no debes realizar reclamaciones, papeleos o presentaciones adicionales. No obstante, para saber cómo va el proceso de devolución de tus cantidades, te recomendamos realizar lo siguiente.

1. Se deben realizar comprobaciones del estado de la declaración en la página web de la Agencia Tributaria. Se pueden realizar mediante:

– Cl@vePin.

– Certificado electrónico o DNI.

– Indicando los datos de identificación, como el número de referencia de nuestro borrador o cualquier dato fiscal.

2. En el segundo paso, debemos comprobar que el organismo no ha realizado una investigación paralela ni contamos con deudas con Hacienda.

3. Si no existe ningún motivo por el que no se hayan devuelto las cantidades, se deben solicitar las devoluciones a las que tienes derecho. Podemos optar por un escrito de solicitud de devolución, pero, si la declaración está correctamente presentada, Hacienda deberá darnos las cantidades sin incluso realizar ninguna reclamación.

4. Una vez devueltas las cantidades, se recibirán notificaciones con los intereses que nos corresponden.