Como ya sabemos, el marketing trata de analizar la gestión comercial de las empresas de un sector para captar, retener y fidelizar a los clientes mediante la satisfacción de sus necesidades. Abarca una gran cantidad de ámbitos en la actualidad, pero esta vez nos centraremos principalmente en los diferentes trucos que se pueden llegar a usar para vender bebidas, es decir, para hacer que este tipo de productos resulte más atractivo para los consumidores e influirles de alguna manera para, por ejemplo, comprar ginebra u otros bienes.

Cómo incrementar las ventas

Primeras impresiones: el hecho de no tener siempre una segunda oportunidad para causar buena impresión hace que tengamos que enfocarnos desde un primer momento en satisfacer las necesidades y deseos de los clientes y no solo en la oferta que se puede llegar a presentar. El primer encuentro es clave para que los consumidores se convenzan de que la mejor opción es la que tú presentas y no la de los demás. Esto será mucho menos costoso que tener que crear una buena impresión después de haber empezado con mal pie.

Planes para conquistar a los clientes: el hecho de estar bien organizado y planear las futuras acciones que desees llevar a cabo te proporcionará una gran ventaja de cara al servicio que puedas llegar a ofrecer. Es importante que te centres en los segmentos a los que nos diriges, trazando planes adaptados para cada uno de ellos e intentando cubrir sus necesidades. La finalidad es desarrollar una serie de acciones que puedan llegar a satisfacer dichas necesidades a través del punto de partida que suponen los planes mencionados anteriormente.

Escuchar y anticiparse: cuando el plan está trazado, otro de los pasos fundamentales a seguir es anticiparse a la situación, no solo para estar por delante de la competencia, sino para satisfacer con mayor facilidad las necesidades del cliente. Toda la información que tengas será eficaz para poder cubrir toda la demanda que se exija en el mercado.

Estudia el mercado: conocer el mercado es uno de los factores más decisivos que pueden destacarse en el ámbito empresarial. Todo lo que puedas saber sobre el sector en el que tu empresa dedica su labor productiva será algo positivo, pues mientras más conocimientos tengas, mayor serán tus posibilidades de cubrir las necesidades de los consumidores, unos consumidores que cada vez están más especializados en el mercado y saben perfectamente lo que quieren en cada momento. Es importante involucrarse e ir más allá en todo momento si queremos evolucionar.

Trata de ponerte en la situación de los consumidores: el servicio al cliente es un tipo de actividad que debe ser dirigida de manera individual; es decir, cada cliente posee una serie de necesidades distintas y por ello no a todos se les puede brindar el mismo trato, pues no estamos hablando de una situación en la que se pueda aplicar la estandarización.

A modo de resumen

Es importante que te posiciones en la mente del consumidor en cada momento e intentes satisfacer sus necesidades si quieres evolucionar en las ventas.